¿Cómo asar una carne congelada?

¿Se podrá asar una carne congelada? Por muy imposible que parezca, o quizá pienses que no es adecuado, sí se puede parrillar una carne congelada.

A continuación te explicamos cómo asar una corte de carne congelado y consejos al momento de parrillar.

¿Se puede parrillar una carne congelada?

La respuesta es sí.

Si bien tendrás que cambiar la técnica y tiempo de cocción, es totalmente posible asar una carne congelada en la parrilla y mantenerla jugosa, tierna y con una corteza perfectamente crujiente.

Incluso hay quienes aseguran que parrillar la carne de esta forma da mejores resultados.

La temperatura extremadamente baja de la carne congelada evita que el interior del filete se caliente cuando se chamusca el exterior.

Esto también evita que la temida banda gris de la carne recocida se desarrolle alrededor de los bordes y aumenta la probabilidad de que logre la perfección rosada de esquina a esquina.

Y si te preocupa de que la carne se seque, pues te aseguro que no hay una diferencia real en la pérdida de humedad entre los cortes cocidos descongelados y los filetes cocidos congelados.

¿Cómo asar una carne congelada?

Consejos para asar carnes congeladas

Si bien cocinar una carne congelada es completamente posible, obtendrás mejores resultados si usas cortes y técnicas específicas:

Usa calor indirecto

La mejor manera de parrillar cortes congelados es usar la técnica de cocción en dos zonas: deberás configurar la parrilla para tener un lado caliente y un lado frío.

Te sugiero leer: ¿Cómo medir la temperatura de la brasa en nuestra parrilla?

Si estás usando una parrilla de gas, simplemente sube uno de los quemadores a lo alto y deja el otro a lo bajo.

Si usas parrilla a carbón, deberás apilar las brasas en un lado de la parrilla para aumentar la temperatura.

Al asar el corte congelado, usarás el lado caliente para dorar bien la superficie antes de moverlo al lado frío y dejar que el calor indirecto alcance la temperatura interior.

Usa calor indirecto para asar carnes congeladas

Usa cortes de carne gruesos

Cocinar cortes congelados lleva más tiempo que cocinar un trozo de carne descongelado.

Si está usando un corte de carne delgado, el interior se cocinará demasiado cuando la temperatura de la superficie alcance los 175°C (350°F) que necesita para una buena reacción de Maillard que induce la cocción.

Por eso se aconseja utilizar cortes de al menos 1 pulgada de grosor. Las mejores opciones serán cortes de carne gruesos como Ribeye, Porterhouse o New York Strip.

Usa cortes de carne grueso para asar carnes congeladas

Monitorea la temperatura con un termómetro para carne

La mejor manera de cocinar cualquier carne es la temperatura.

Solo hay una diferencia de 10 °F entre el término medio y término medio rojo, por lo que se aconseja tener a mano un termómetro para carne para obtener una lectura precisa en todo momento.

Ver también: Términos de Cocción de la carne de res

Recuerde retirar el corte de la parrilla cuando esté entre 5 y 10 °F por debajo de la temperatura deseada. Esto evitará que se cocine demasiado debido al sobrecalentamiento.

Monitorea la tempertatura de la carne con un termometro para asar cortes congelados

Primero dorar, luego sazonar

Por lo general se sugiere sazonar los cortes de carne unas 24 horas antes de cocinarlos o justo antes de que lleguen a la parrilla.

Sin embargo, sazonar un filete congelado no servirá de mucho, por lo que primero deberás dorar la superficie y luego aplicar el condimento antes de mover el corte para cocinar el interior con calor indirecto.

Primero dorar, luego sazonar la carne congelada

Guía para asar un corte congelado

1. Lleva tu parrilla a temperatura

Usando el método de cocción de dos zonas, calienta la parrilla.

Deberás esperar entre 10 y 15 minutos para que una parrilla de carbón alcance la temperatura correcta, y alrededor de 5 minutos para una parrilla de gas.

2. dora la carne congelada

Cuando la parrilla esté a la temperatura, es hora de asar.

Toma los filetes congelados y colócalos en la parrilla durante aproximadamente 5 a 7 minutos por cada lado para obtener un buen dorado.

Verifica la temperatura interna a medida que avanza, sin dejar que supere los 90 ° F.

3. Sazona el corte

Una vez se haya chamuscado la superficie del corte, debes sazonar ambos lados con sal y pimienta.

La sal kosher es la mejor opción para sazonar cortes porque se pega mejor y se disuelve más rápido que la sal de mesa.

4. Cuece el interior del corte a fuego indirecto

Después de sazonar el filete, colócalo en el lado indirecto del fuego sy deja que el calor indirecto caliente el interior.

Aquí es donde un termómetro de lectura instantánea de calidad es útil, ya que un buen control de la temperatura es clave para obtener el nivel exacto de cocción que se desea.

Usa la siguiente guía de temperatura de cocción y recuerda retirar las carnes del fuego cuando estén a unos 5 °F por debajo de la temperatura deseada.

TérminoAzulRojoMedio RojoMedioTres cuartosWell done
Temperatura115°F120°F130°F140°F150°F160°F

Mitad brasileño - mitad ecuatoriano. Amante de los asados, del surf y la fotografía. Cocinero empírico. Constantemente estoy aprendiendo y compartiendo mis conocimientos en este blog.